El proyecto de Voluntariado Odontológico en Manchay tiene como objetivo convocar a odontólogos que deseen brindar servicio profesional especializado (rehabilitación oral, odontopediatría, ortodoncia, periodoncia, endodoncia, etc.) a personas de escasos recursos que no tienen acceso a un servicio odontológico acorde con los tratamientos odontológicos modernos.

¿Cómo lograrlo?

El objetivo es convocar a odontólogos que deseen brindar sus servicios de forma voluntaria (ad honorem) una tarde (de 3 a 6 p.m.) cada dos semanas (o con mayor frecuencia si se desea). De esta forma, se busca ofrecer de forma permanente servicio odontológico especializado.

 ¿Cuándo empezaría el voluntariado?

El voluntariado empezaría el 6 de octubre de 2011. Durante los días previos iremos recibiendo las solicitudes para participar en esta actividad de servicio social y coordinar los horarios.

¿Dónde se realizaría el voluntariado?

En el policlínico Carlos Heedren de Manchay que cuenta con un consultorio dental ( además de estacionamiento vehicular).

¿Quién organiza el voluntariado?

La Asociación ODONTORURAL en coordinación con la Parroquia Espíritu Santo de Manchay.

Coordinador del Programa: C.D. Luis Enrique Cam

Email: luiscam@gmail.com

¿Puedo ayudar de otra forma?

Sí. El policlínico carece de instrumentos y materiales dentales. Si desea puede hacer donaciones de este tipo. También esperamos implementar dos consultorios dentales adicionales para atender a más personas. En este sentido buscamos conseguir dos unidades dentales, esterilizador de instrumentos, compresoras, equipos de laboratorio dental y un equipo de RX.

 

 

 

 

 

 

 

Breve historia de Manchay.

Manchay es un poblado de unas 70 mil personas al este de Lima, conformado, en su mayoría, por desplazados del terrorismo, inmigrantes de zonas andinas como Apurimac, Huancavelica o Ayacucho. Este enclave humano inició su historia a mediados de los 80 con la firme esperanza de encontrar un futuro mejor. Antes de ser poblada Manchay era utilizado como área de desmonte. Sus colinas también eran utilizadas para la práctica del motocross en los años 70. Ahora, Manchay crece con el empuje de su gente. Muchas zonas han sido beneficiadas con agua y alcantarillado aunque otras muchas todavía carecen de los servicios básicos.

En este contexto, la Iglesia Católica ha realizado una labor asistencial encomiable: asilo de ancianos, cunas-guardería, colegios, postas médicas, instituto tecnológico han sido algunas de las iniciativas que se han ofrecido a la comunidad. Entre estas obras de asistencia destaca el Policlínico Carlos Heedren ubicado en la zona alta de Manchay cerca a la Meseta.

Policlínico Carlos Heedren

El policlínico, que está al cuidado de las religiosas de San Camilo, cuenta con consultorios médicos y un consultorio odontológico amplio: unidad dental, esterilizadora, escritorio. Además cuenta con dos consultorios vacíos que podrían ser utilizados también en el área odontológica.

El policlínico brinda atención a la población a precios módicos: 4 soles la consulta. Sin embargo, en el área odontológica, podemos decir que tiene una infraestructura subutilizada ya que los pobladores no acuden al servicio dental porque no encuentran a un profesional de forma estable o porque no perciben que tienen una necesidad de servicio odontológico. Muchas veces sólo acuden cuando tienen un dolor agudo que termina, casi siempre, en una extracción dental.

 

Enlaces: http://www.larepublica.pe/07-03-2010/los-hijos-de-manchay